¿En qué consiste el Rafting o balsismo?

El descenso de ríos o balsismo o rafting consiste en una actividad deportiva y recreativa basada en recorrer un río en la dirección de la corriente o río abajo, con balsa o embarcación.

Los ríos que se suelen navegar suelen tener algún grado de turbulencia ya que se busca descender ríos de aguas bravas. Tendrán obstáculos para favorecer rápidos y la hidrotografía idónea. El caudal tiene que ser óptimo y constante para la práctica de este deporte. No se realiza en cualquier sitio, sino que requiere condiciones del entorno muy especiales para su realización.

En qué consiste y qué se utiliza para hacer rafting

Las embarcaciones usadas en el rafting son la balsa, la canoa o el kayak rígido o inflable. Suelen tener capacidad para 6 o 8 personas y el guía acompañante.

Los tripulantes de la embarcación se ponen de forma simétrica a ambos lados de la embarcación, 3 o 4 personas a cada uno, con el timonel en la parte posterior para dirigir a los demás y hacer las maniobras de dirección que corresponde. Se rema con pala simple.

Los remos se usan para nivelar y digirir la embarcación en el descenso, que se impulsa también con la fuerza del río, con sus varias dificultades. Tiene su riesgo, pero no suele suceder ningún accidente si se siguen las indicaciones.

Es una actividad dirigida generalmente por guía especializado para una mayor seguridad para controlar que todo salga como debería. Se inicia a cierta altura, de la cima a la parte más baja superando las dificultades del curso del río.

Es necesario conocer el equipo, seguridad y técnica de esta actividad para realizarla, ya que es imprescindible incluso yendo con guía experto o en compañía de otra persona.

El descenso de ríos, una excelente opción de turismo activo

Se trata de una actividad de turismo de aventura muy conocida y realizada en verano, ya que descender ríos de aguas bravas con una barca neumática resistente a los golpes es una experiencia única para quienes la realizan.

Una buena forma de disfrutar de la naturaleza y tener contacto directo con el agua con familiares, amigos, pareja, otras personas o solos. Por eso, además de ser una buena forma de turismo activo también se elige en eventos de empresa, cumpleaños y otras celebraciones.

Hay varios ríos en España y a nivel internacional que reúnen las condiciones idóneas para realizar esta práctica deportiva cualquier época del año. Por eso, cada vez más personas se animan a realizar rafting.

Deja un comentario